lunes, 16 de octubre de 2017

La Mirada de Maite. 330 metros. 6b. ( V/V+ oblig). Mallo Estrella. Peña Rueba.

Vía muy interesante y recomendable equipada en el año 2017. Situada a la derecha de la vía Sendero Limite, recorre la pared buscando los muros más limpios hasta la cima del Mallo Estrella.

Equipada con parabolt de métrica 10 mm y reuniones de anillas, son 330 metros repartidos en 11 largos y un grado máximo de 6b, V+ obligado. Se pueden empalmar los largos primero y segundo, tercero y cuarto y el quinto y sexto, el resto de largos mejor disfrutarlos sueltos. Por su orientación en los primeros largos da la sombra hasta bien avanzada la mañana.

La vía se puede dividir en dos partes bien diferentes. Una primera parte de grado fácil, hasta el largo 7, con muros poco verticales pero bonitos y con algo de vegetación y la parte final mucho más atlética siendo el largo 9, de 6b, el más duro de la vía. En el largo 7, y según indica la reseña de los autores, podemos salirnos de la vía hacia la derecha y seguir por la vía Los III tambien existen. Roca en general bastante buena con algún largo de roca más mediocre. Se aprecia que la vía a sido limpiada y saneada a conciencia.

Material: Cuerda de 80 metros o dos de 60 metros, si se empalman largos llevar bastantes cintas, algunas de ellas largas para gestionar bien el roce de la cuerda.

Aproximación: Desde el parking subir por el sendero que se dirige a la base de la pared, cerca de su base la senda se bifurca en dos, cogeremos la senda de la derecha que recorre la base hasta el comienzo de la vía. Al comienzo de la vía se accede pasando por una vira sin ninguna dificultad. El nombre de la vía aparece en la base.

Descenso: Una vez en la cima del Mallo La Estrella, cogeremos una senda que desciende con fuerte pendiente y ayudados de cuerdas fijas, hacia el collado con el Mallo la Mora. En este collado una senda equipada en algunos tramos con cuerdas fijas, nos llevara hasta la ferrata de la cara sur de Rueba. Bajaremos por ella y por ultimo siguiendo el sendero que recorre la base de la pared hasta encontrar la senda de acceso a la vía.

















jueves, 12 de octubre de 2017

Vía ANAYA. 285 metros. 6b (6a oblig).Cara sur . Aspe.

El pico del Aspe es una cima de sobras conocida en el Valle de Canfranc, tiene una altitud de 2645 metros y aunque no es un 3000 las vistas desde su cima son espectaculares.
En la cara sur del Aspe podemos escalar 4 vías. La Vía de los Navarros del año 1977, tambien llamada Pilar Sur del Aspe, abierta por los navarros Aldaya, Jericó y Garayoa. El diedro AITOR que en realidad no es una vía completa escalable desde la base sino un diedro situado en la mitad superior de la pared y accesible entrando por la vía de los Navarros. La Subterránea al Aspe de los Sendero Limite, Julio Benedé y Luis Royo del año 2011 y la vía en cuestión que se llama ANAYA, dedicada por sus aperturistas al bar restaurante de Puente la Reina.
La vía ANAYA fue abierta por Iker Madoz, Miguel Madoz e Imanol Armendariz en agosto del 2011 y julio del 2012. Son 285 metros repartidos en 7 largos con un grado máximo de 6b ( 6a oblig).

La pared sur del Aspe presenta dos tipos de roca algo diferentes, una primera parte de roca caliza de tonalidad gris, separada por una faja herbosa de la segunda parte de roca arenisca y tonalidad marrón.

El inicio de la vía se realiza a la derecha de la cueva que hay en la base de la pared y visible durante la aproximación, por el interior de la cueva comenzaría la vía Subterránea.
Primer largo de la vía Anaya, V+/6a, 45 metros, con roca algo rota al principio, donde deberemos andar con cuidado ya que el primer puente de roca esta algo lejos y es difícil auto asegurarse, un parabolt, un clavo y otro puente de roca completan este primer largo con llegada a la reunión a derechas sobre un bloque.
Segundo largo, 6a, 35 metros, comienzo recto sobre unas bonitas fisuras hasta un pequeño techo que se bordea por la fisura inmediatamente a su derecha, al salir de la fisura, sube con tendencia a la izquierda, reunión con dos paraboles.
Tercer largo, 6b, 45 metros, comienzo todo recto por un ancho tubo de roca protegido con paraboles de métrica 8 mm, es el largo más equipado. Al salir del tubo atravesar una bonita placa tumbada con tendencia a derechas en busca de un clavo, haremos una travesía a derechas un poco rara protegida por un parabolt, subimos recto y montamos reunión.
Cuarto largo de transición, II grado, 30 metros, discurre por terreno herboso, hacia la derecha, en busca de un bloque pegado a la pared con una cintajo a su alrededor, esta es la reunión común con la vía de los Navarros.
Quinto largo, V+, 40 metros, aquí la roca cambia de color y textura, sube recto por un sistema de fisuras hasta llegar al comienzo de diedro del siguiente largo donde montamos reunión.
Sexto largo, 6a/6a+, 45 metros, comienzo por un evidente diedro donde entra de todo, al acabar el diedro seguimos por un muro con alguna repisa hasta encontrar dos paraboles y un puente de roca  que pertenece a la vía Subterránea. Podemos montar reunión sobre la reunión de la vía subterránea, dos paraboles, los más puristas pueden montar reunión sobre friends. En esta reunión la vía Subterránea sale a derechas. La Anaya comienza el séptimo largo de V y 35 metros todo recto hasta la cresta cimera donde montaremos reunión. Hasta la cima quedan 15 minutos de pateo sobre terreno algo accidentado.

En resumen una vía con poco equipamiento fijo, bien colocado donde es difícil auto protegerse y con muchas posibilidades de aseguramiento, grado asequible pero ojo que hay que saber navegar, buena roca en general excepto el primer largo.

Aproximación: Por el valle de Aisa, pasando la población de Aisa, seguiremos la carretera hasta su final donde se encuentra cerrada al paso de vehículos. Tomaremos el camino siguiendo el cauce del rio Estarrún, seguiremos la señalización dirección valle de Rigüelo-Canfranc. Atravesaremos un caos de rocas y por ultimo ascenderemos una fastidiosa pedrera hasta la base de la Pared. Aproximadamente 2 horas.

Descenso: Desde la cima por la senda de bajada hacia el valle de Aisa. Senda evidente al principio pero luego complicada al atravesar un extenso lapiaz con abundantes simas. Finalmente a la salida del lapiaz veremos el fondo del valle con el rio Estarrún y el sendero de regreso. Horario aproximado unas 2 horas.

Material: Dos cuerdas de 60 metros, cintas largas, 14 cintas express, Un juego de Totem Cam, un juego de Totem Basic y camalots numeros 1 hasta 3.

















































sábado, 7 de octubre de 2017

Via Lisbona. 110 metros. 6a+. Mallo Cored. Riglos.

La escalada en el mallo Cored estuvo durante años olvidada, vías antiguas con seguros precarios no era lo más atractivo para escalar en estos pequeños mallos. En la actualidad se han reequipado algunas vías, como la Torrijo y la Lisbona y otras son de nueva factura como La vía del Bolo. Son vías cortas de no más de 150 metros pero ideales para una escalada mañanera de verano ya que por su orientación le da la sombra siempre de mañanas o para escalar una tarde de invierno al solecito.

La vía en cuestión es obra de Jesús Ascaso y Pedro Expósito allá por el año 1972. Posteriormente fue reequipada por ellos mismos con parabolt y reuniones de anilla y cadena.

De la vía original se han modificado el numero de reuniones, ahora se hace en 3 largos y tambien se ha modificado el trazado del primer largo, mucho más recto y el ultimo largo.

El primer largo es un bonito 6a+ con las chapas en algunos sitios algo alegres, roca buena pero hay que estar atento.
Segundo largo V+, una chimenea muy evidente con algún tramo de roca de ir con cuidado, protección con bolts pero igual que en el caso anterior algo distanciados.
Tercer largo V. evidente, bien protegido pero cuidado con la roca.
Recomendable llevar algún microfriend para asegurarnos en algún largo entre chapa y chapa, aunque deberemos tener en cuenta que en esta  roca de tipo conglomerado no es nada evidente colocar los seguros.


Aproximación similar a la realizada para la Aguja Roja, pero cuando lleguemos a la altura de los dos mallos, iremos en busca de la base del mallo Cored. El comienzo es evidente por la chimenea del segundo largo, visible desde la base. En la base de la pared aparece la inicial L.

Descenso por el tinglado de rapel de la cara nordeste en dos rapeles. Primer rapel en una sabina y segundo rapel sobre reunión de anillas. A continuación descender por la canal de la derecha en otro rapel más hasta la base de la pared.











viernes, 29 de septiembre de 2017

Via Torrijos. 120 metros. 6b/A0. Mallo Cored. Riglos.

La vía Torrijos fue abierta por los hermanos Carmelo y Antonio Torrijo en 1977, escasamente repetida por el tipo de seguros precarios de época que quedaron durante su primera ascensión, la vía cayo en el olvido. En el año 2013 fue reequipada con parabolt y reuniones con anilla, cambiando totalmente su aspecto. Todavía se pueden apreciar seguros antiguos durante la escalada.

Son 120 metros de vía repartidos en 4 largos más la salida a la cima. Grado bastante asequible.
Un primer largo con un comienzo de 6a, seguido de un techo que sale en A0, a la salida del techo toca apretar con un 6b hasta llegar a la reunión.
Segundo largo 6a, paso duro en una panza antes de llegar a la reunión.
Tercero y cuarto largo V+.

Roca conglomerado, en general de buena calidad, con algún tramo mediocre sobre todo el ultimo largo, como suele ser común en las llegadas a las cimas de estos mallos.

Aproximación similar a la realizada para la Aguja Roja, pero al final iremos en busca de la base del mallo Cored. Se aprecia la cueva Carasol en su base y las vías de deportiva que hay en la cueva. El comienzo es evidente por el techo que se presenta en el primer largo.

Descenso por el tinglado de rapel de la cara nordeste en dos rapeles. Primer rapel en una sabina y segundo rapel sobre reunión de anillas. A continuación descender por la canal de la derecha en otro rapel más hasta la base de la pared.













Reseña actualizada por Suli.