lunes, 24 de febrero de 2014

Ruta 9, PAIS DE LOBOS, Zona Zero, Ainsa.

Magnifica ruta que recorre unos de los lugares más olvidados de los alrededores de Boltaña.
En la antigüedad zona de lobos y me lo creo por lo inhóspito del paisaje.
Sin dudar se le puede poner un 9 de nota, buenas trialeras de subida y de bajada, caminos solitarios, poco porteo de la bici, en total unas 3 horas largas de disfrute para hacer 30 kilómetros escasos y un desnivel de 835metros. La media se puede calcular a ojo, 10 kilómetros hora. Las cifras lo dicen todo.

El recorrido empieza en Ainsa, siguiendo la pista que remonta el Ara, llegamos a Margudgued, cogeremos un poco de carretera pero enseguida nos adentraremos en terreno solitario, pasaremos el barranco de Sieste y ya estamos en ruta. A lo lejos se ven los poblados de San Velián y Morcat que en un primer momento, no nos imaginamos que hay que llegar hasta ellos, pero si llegaremos.
La subida al pueblo deshabitado de Morcat  vale la pena por sus magnificas vistas sobre el Pirineo y para ojear de paso la ruta 20 que sigue por allí.
Desde Morcat la senda que cogeremos a continuación es una delicia, no es muy técnica, dura un buen rato y pasa por otro de los pueblos abandonados de la zona, Luparuelo. Continuamos por senda entre pinares de repoblación tanto en subida como en bajada hasta conectar con un tramo común de senda utilizada durante la ida. Desde aquí remontaremos por senda hasta Guaso, un poco de carretera y volvemos hacia Ainsa por una magnifica senda a tramos enlosada, cuidado si esta humedo.
Solo queda un poco de carretera y camino y ya estamos en Ainsa.

La ruta, si se tiene buen nivel técnico en trialeras se disfruta y no se hace pesada, sino puede ser un problema ya que son casi 15 kilómetros de senda, la mitad del recorrido y si hay que hacerlos a pie nos podemos pegar 5 horas tranquilamente.
También hay que estar un pelín fuerte para remontar los numerosos tramos de senda de subida sin echar pie al suelo.

Por supuesto la ruta no es recomendable para verano, no me imagino pedalear por estos terrenos a las 12 del mediodía en pleno mes de julio.

En Ainsa para algunos recorridos y coincido con mucha gente, "Las bicicletas no son para el verano".


Buenas vistas sobre el Pirineo no faltaran durante la ruta.

Senderos perfectamente señalizados, aun así aconsejo llevar el GPS.



Morcat, torre del campanario.

Es curioso no ver ni luz ni agua por ningún lado.

Otro de los pueblos deshabitados de la zona, Luparuelo

La sufrida Zesty, que se lleva la peor parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario