domingo, 20 de octubre de 2013

Barranco del Rincón de Lazas o Barranco del Diablo, Vadiello. Huesca

El Barranco del Rincón de Lazas es también conocido como Barranco del Diablo o Barranco del Borón, se encuentra justo debajo de la cima de Ligüerre entre el macizo del Borón y los mallos de Lazas.
El primer descenso se realizo en el año 1992 y posteriormente fue reequipado con parabolt. En la actualidad encontraremos en las reuniones anclajes naturales y parabolts de métrica 10. Aconsejable llevar cordinos para sustituir los antiguos.
Con un total de 13 rapeles y algunos destrepes disfrutaremos de un barranco curioso, largo y entretenido donde la vegetación en algunos casos es bastante densa pero que se deja atravesar bien.

Un rapel de 40 metros pone la nota de color a este barranco que excepto en época de lluvias encontraremos casi siempre seco aunque con algunas pozas de poca profundidad, siempre con agua.
El barranco lo realizamos Carlos Belenguer y Oscar Buil durante una mañana amenazante por las lluvias y algo de frio en la parte superior de Ligüerre. Nos pusimos el pantalón de neopreno por si acaso, pero al final pasamos calor.
No es necesario el neopreno excepto si es pleno invierno.
El barranco se puede hacer todo el año aunque en verano se puede pasar bastante calor y las pozas estarán en mal estado.
No existía reseña del barranco por ninguna guía, así que decidimos hacer una intentando ser lo más fieles posible a la realidad.

Aproximación: Desde el aparcamiento de la presa de Vadiello, tomaremos la senda que sube al pico Borón ( señalizada ), una vez en la parte superior de los mallos de Lazas, seguiremos hacia el pico Borón pero antes veremos la cima de Ligüerre, separada de nosotros por un collado, en este collado a nuestra derecha aparecen unas rampas de roca muy evidentes que se dirigen hacia el interior del barranco donde ya se aprecian las primeras pozas.
El acceso es de unas dos horas.
Descenso: Un primer rapel de unos 15 metros da comienzo al barranco, típico de conglomerado con zonas sin nada de vegetación y otras con pequeños bosquetes de bojes y carrascas que no molestan en exceso. En algunos tramos el barranco esta muy abierto y ofrece posibles escapes.
El horario puede variar entre 2 y 3 horas.
Retorno: El barranco se puede dar por terminado en el puente que cruza el barranco y une la senda de Nocito y Vadiello, aunque lo cierto es que realmente acaba en el mismo pantano, cada uno ya vera.
Una vez en el puente, tomaremos la senda a la derecha y en una media hora estaremos en el coche.

El Puro de Vadiello aparece en la aproximación.

Vista desde la cabecera del barranco, justo en el centro La Mitra.



Las reuniones de parabolt que nos vamos a encontrar, ñapas caseras.

Carlitos durante el descenso.

Siempre sonriente es difícil sacarle una foto sin mirar a cámara.

Yo, en un rapel curioso donde se rapela por el interior de un caos.


Llegando al puente de la senda de Vadiello a Nocito.

Croquis realizado durante el descenso, ya que no existe croquis de este barranco en ninguna guía.

Croquis de la aproximación con puntos rojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario